Data Arte, artistas atormentados

Por: Marilú Ccencho
www.mariluccencho.com

“Me siento agobiada a punto del suicidio me pongo en un plano de neurosis y mi mente se queda en blanco no hay nada que hacer y mi voluntad se mide en lo que los demás esperan de mí, veo a mi alcance la satisfacción de hacer que de alguna manera paguen el daño que me hacen aunque sé que para nada se darán cuentan… pero estoy tomando una cruel solución y es que deseo descansar y al mismo tiempo dejar de tarea que ellos … la humanidad se dedique siempre a pensar en mí y que quede entre un enorme interrogante la pesadilla de por qué me quite la vida”
Me interesa esta parte oscura, la cual causa conmoción en la sociedad y si es de alguien reconocido es realmente un suceso que debemos saber. De cierto modo, me gustaría tratar de ver qué se podría hacer para evitar llegar a este punto de depresión crónica, en la cual se toca fondo sin que nadie se de cuenta a tiempo y se evite un suicidio.
Es espeluznante ver de qué manera muchas personas consideradas geniales e inteligentes llegan a anunciar y apagar su vida de un modo temerario sin que nosotros lo podamos explicar, entre ellos están artistas como: Christopher Wood, Jhon William Godward, Nicolas De Stael, Mar Rothko Constance Mayer, Richard Gerstl, Arshile Gorky y finalmente Vincent Van Gogh.
La tragedia no tiene nombre, se pinta en el embeleso del arte, y nadie predice lo que siente el alma herida de aquel artista que en el sus obras equipara su lazo con la vida.
Encarnación del artista torturado e incomprendido, Van Gogh no llegó a vender más que uno de aquellos centenares de cuadros suyos que actualmente alcanzan desorbitadas cotizaciones en las subastas. El reconocimiento de su obra no empezó hasta un año después de su muerte, a raíz de una exposición retrospectiva organizada por el Salón de los Independientes; en nuestros días, Van Gogh es considerado unánimemente uno de los grandes genios de la pintura moderna. Su producción ejerció una influencia decisiva en todo el arte del siglo XX, especialmente en el fauvismo y el expresionismo; y tras más de un siglo de experimentos artísticos, la pincelada tosca y atormentada del artista holandés, alimentada por el vigor de su pasión interior, conserva toda su fascinante fuerza expresiva.
Un 8 de Mayo de 1889 un año antes de su muerte, fue internado por sus recurrentes problemas de salud. Vincent Van Gogh se quitó la vida en Francia en 1890 a la edad de 37 años, no fue reconocido en vida, sin embargo tras su trágica muerte se enfocaron en analizar su gran talento, y el desarrollo por el cual pasó su gran legado pictórico, pasando a ser uno de los artistas plásticos más cotizados de Europa.
Autorretrato de Richard Gerstl (1883-1908), que pintó poco antes de su suicidio, a los 25 años de edad. La mujer de su amigo compositor Arnold Schoenberg, Mathilde, se había fugado con él a Viena, pero tras las amenazas de suicidio de su marido volvió con él. Abandonado, Gerstl quemó cartas y papeles, se apuñaló y ahorcó delante de un espejo. Tenía 25 años.
En vida nunca expuso. Su obra cayó en el olvido hasta los años 1930, en que fue reivindicada por el marchand Otto Kallir. Se conservan 66 pinturas y 8 dibujos, el resto debió de ser destruido o se ha perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *